En 2018, diviértete
13 dic, 2017

En 2018, diviértete

Se acerca 2018 a toda velocidad, cenas de empresa, de colegas, regalos que a veces no apetece hacer, luces, belenes, esperanzas y calles de único sentido, noticias que enturbian, anuncios que iluminan el corazón, felicitaciones que alegran y otras que pasarán sin pena ni gloria, atontaos que hacen mucho ruido y mucha fe en un mundo mejor. En mitad de toda esta algarabía, nuestro cerebro comienza a pergeñar nuestros nuevos propósitos para el año próximo: correr, comer mejor, pasar más tiempo con la familia, incrementar las ventas un 10%… Años sin conseguir lo que nos proponíamos, otros en los que finalmente lo hicimos posible.

 

Quiero proponerte una alternativa para 2018. Un único propósito. Ya me dirás qué te parece cuando acabes de leer el post.

 

Diviértete. Nada más. Diviértete.

 

¿Cuándo? Cada día. Yo hoy ya me he divertido un rato estupendo. Levantando a la enana de 3 años. 5 minutos en la cama de remoloneo, juego para despertarla, pedorretas, venga caracooool. Nachete de 6 años nos acompañaba. Más tarde, un pequeño trueno de gas en el salón. Alguien que hace que se enfada, los demás que se parten de risa. Llevo tiempo aprendiendo a elegir divertirme en vez de cabrearme. No siempre lo consigo, pero es una máxima fantásticamente útil.

 

Diviértete. Aunque las cosas vayan mal. Diviértete para tener la energía que necesitas para superar los problemas, para tener ganas de hacer deporte los días que estás reventado. Diviértete para contagiar al mundo. Diviértete para contagiarte a ti y medicarte con la mejor medicina preventiva y curativa: la esperanza, las ganas, la motivación.

 

Diviértete y regala diversión. Potencia tu frikismo como te proponía en este post. Echa unos bailables siempre que puedas, pasa la tarde en una biblioteca, juega con el proyecto que te pone las pilas, vete a mil conciertos de rock, pop, jazz o música de cámara. Desarrolla tu proyecto, crea tu blog, hazte amigo de los animales de ojos bicolor. Da igual. Queda con tus buenos colegas, no los dejes de lado. Vete con tu pareja a cualquier espectáculo de humor y ríete si es bueno. Y si es malo también.

 

¿Cómo puedes lograrlo? Cada día solo asegúrate que te haces la pregunta: ¿cuál ha sido el momento más divertido del día? Tienes 365 días por delante para descubrir 365 formas diferentes de qué te divierte.

Si te diviertes tendrás energía, focalizarás en lo que funciona, tendrás la motivación y el estado óptimo para alcanzar mejores resultados en las distintas áreas que te interesan.

 

En 2018, diviértete.

¿Qué me dices? ¿Podría tener sentido para ti?

 

Be Pimood. In the mood to grow.