Be Pimood
11 may, 2015

Be Pimood

Y por fin, hace unas semanas, hicimos la previa de Pimood The Show, y unos días más tarde lanzamos la web Pimood. Y es que este proyecto, como cualquier otro, nos ha exigido mucho tiempo de aprendizaje, desarrollo, creación y cómo no, entusiasmo.

Be Pimood trata de fomentar la responsabilidad individual para empezar. Y ¿por qué en primer lugar? Porque los sistemas a los que pertenecemos: empresa, sociedad, familia muchas veces nos hacen sentir víctimas. Y esto nos lleva a considerar que es la empresa la que tiene que mejorarse, que son los políticos los que nos han de arreglar la papeleta o que son nuestros hijos los que tienen que aprender por narices a portarse como dios manda.
Y bueno, por una parte, es totalmente cierto, todos esos sistemas podrían mejorar. Y podrán mejorar en la medida en la que cada uno de nosotros nos hagamos responsables de nuestro poder de influir en ellas. Definitivamente hay lugar para ello. Y cuando no lo haya, entonces busca otro destino.
En segundo lugar, tratamos de impulsar la creatividad, que todos y cada uno de nosotros llevamos dentro de nosotros desde el día en que nacimos. Existen numerosos mitos al respecto y creemos que solo los artistas son creativos. Pero la creatividad está en nuestro día a día y solo hace falta un pequeño empuje, unas nociones, un darse cuenta de la creatividad que cada uno de nosotros llevamos para comenzar a sacarle todo el partido y aplicarlo en encontrar soluciones para cada uno de los retos que nos encontramos en el camino.
En tercer lugar, el liderazgo. La habilidad de desarrollar el liderazgo para tomar las riendas de nuestra vida, para efectuar cambios en los demás y en nosotros, en compañeros de trabajo, jefes y equipo. En nuestros hijos y en nuestras parejas. En la dirección que queramos, sin dejarnos llevar por la inercia, las prisas, el miedo, el temor al qué dirán, el pánico ante lo desconocido, la duda de si defender o no nuestros valores.

En definitiva, nos asentamos en fortalecer los instintos con los que todos venimos al mundo: supervivencia, pertenencia (amor) y aprendizaje.
Un email rara vez nos pone entre la vida y la muerte, pero en numerosas ocasiones nos pone al borde del abismo por el estrés que nos causa una bandeja de entrada llena o con determinadas procedencias. Aprender a gestionar nuestras emociones, nos ofrece la libertad que necesitamos para ser creativos y verdaderamente productivos.
Que un cliente o un compañero sea un idiota no significa que yo no valga. Significa que no estamos en la misma línea de trabajo. Y que habrá que encontrarla. Así que mucho mejor si no permito un secuestro emocional que me impida ver la situación con perspectiva.
Que a partir de terminar la carrera, ya nunca más se es un aprendiz, provoca que adoptemos un papel en la vida muy poco beneficioso y útil. Un papel de pseudoseguridad. De aparente seguridad. Lo hemos de saber todo. Y esto, amigos, nos va minando la seguridad en nuestro instinto, Nos cercena la curiosidad, nos limita la creatividad. Nos encajona. Nos hace víctimas. Y físicamente anula nuestra capacidad neuronal de cablearse, conectarse y crear.

Be Pimood es el mensaje que queremos compartir con el mundo. No es nada nuevo: muchos filósofos, literatos, científicos, historiadores, pensadores han escrito ya sobre esto. Solo tiene una imagen actual para poder conectar con las personas de ahora (y sí, sí que tiene de ‘nuevo’ las últimas investigaciones sobre neurociencia, porque todos necesitamos datos que de alguna manera confirmen nuestro instinto y ahora, lo tenemos). Be Pimood trata de convertirse en un mensaje para reivindicar el derecho que tenemos a seguir creciendo, sin parar, hasta el día de nuestra muerte: ¿qué he aprendido de esto? ¿Qué aprendizajes me ofrecerá esta situación? ¿Qué he de aprender para superar esta nueva situación? ¿Qué de lo que sabía ya no me es válido?
Pimood reinvindica la oportunidad que todos necesitamos para dar lo mejor de nosotros.
Be Pimood da perspectiva, da emoción, da una guía para adaptarse a cualquier situación que nos depare la vida. Porque no hay nada más tonto que tratar de que algunas cosas no cambien nunca. Todo cambia y o decidimos cambiar, crecer al ritmo y sacarle provecho o el reto se nos hará cada vez más insoportable. Crecer con responsabilidad, creatividad y liderazgo.

Pimood. In the mood to grow.

Pasito a paso daremos la vuelta al mundo

 

Ver vídeo Manifiesto Pimood

Los comentarios están cerrados.